Nuevo año, casa renovada

12

Renovar la casa o el apartamento es una tarea que muchos disfrutan hacer en diciembre, pero si se trata de espacios pequeños puede resultar tedioso para algunos. Sin embargo, es más sencillo de lo que piensas, a pesar de las limitaciones del espacio.

En revista ‘Amas’ te damos ciertos ‘tips’ para renovar la sala y fachada de tu vivienda, y si vives en un lugar pequeño, te sugerimos cómo manejar cada espacio para que luzca genial.

 


Cambia el color de la fachada

 

Es la manera más notoria de renovar la vista frontal de la propiedad. Para ahorrar costos esta tarea la puedes hacer solo o con ayuda de algún familiar o amigo.

El blanco en todas sus tonalidades sigue siendo el rey de los colores, también los cremas, amarillos claros y grises. En nuestros almacenes aliados (visitar el directorio en la págs. 37, 38 y 39) encontrarás diferentes colores, molduras y marcos, e inclusive pinturas con acabados.


Renovar puertas y ventanas

 

Si el color escogido para la fachada es claro te aconsejamos pintar las rejas, marcos y puerta con un color negro o marrón oscuro. También puedes renovar estas piezas utilizando barniz o una pintura color natural.

 

 


Revestimientos

 

Cabe anotar que apliques de piedra y madera, así como los falsos ladrillos u otro tipo de revestimiento, son una excelente manera de renovar la vista exterior del hogar. Su aplicación es sencilla, pues es un método que utiliza pegamento y se aplica directamente sobre la pared a renovar.

Los estilos más utilizados recientemente en casas modernas son los tonos tierra, naturales y neutros, aunque algunos se inclinan por colores vibrantes.

 


Muebles nuevos y trucos para renovar la sala

 

• Si se trata de muebles para decoración de salas pequeñas, lo más importante es sacarle el máximo provecho al espacio. Los expertos en el tema recomiendan elegir aquellos que sean de baja altura y líneas rectas. Si tu casa es bastante grande, puedes jugar con muebles de mayor tamaño, pero sin exagerar, recuerda la regla que dice “menos es más”.

• El color que elijas es clave para lograr mayor sensación de amplitud, añadir luz al ambiente y también dar un aire fresco. Tonos como el beige y cremas resultan muy elegantes, serenos y lucen extraordinarios en espacios pequeños; el azul claro y el gris son colores que generan tranquilidad, relajación, lujo y elegancia en cualquier sala.

• En una sala pequeña es conveniente crear un punto focal para desviar la atención del espacio reducido. Esto lo puedes lograr utilizando en una de las paredes un revestimiento cerámico que contraste de manera sutil con las otras paredes de tu espacio.

 


Recuerda que utilizando tu Cupo Aprobado Brilla en nuestros almacenes aliados puedes lograr la casa o apartamento de tus sueños, ideal para disfrutar en familia.


 

También te Podría gustar Más del autor

Deja un Comentario

Tu correo electrónico no será publicado.