Taliana Vargas, en su plenitud como mamá y diseñadora

110

Taliana María Vargas es sin duda sinónimo de belleza y naturalidad, por algo fue escogida en el 2007 como la mujer más linda de Colombia, y en el 2008, como la segunda más bella del universo.

Hoy en día su hermosura sigue intacta, es reconocida como modelo, presentadora y actriz, pero además ahora nos comparte dos nuevas facetas: diseñadora de modas y mamá de Alicia María.

Esta samaria sorprende cada día a sus seguidores, y en conversación con revista ‘Amas’ contó un poco sobre el buen momento que pasa a nivel laboral y personal.

 

¿Cómo ha sido la experiencia como diseñadora de modas?, ¿esperabas tanta acogida con esta nueva faceta?

 

Ha sido más de lo que yo esperaba, amo la moda, admiro mucho a los diseñadores, y esto fue hecho con mucho amor y respeto, y eso se ve plasmado en cada detalle.

No me esperaba que la respuesta de todas las mujeres colombianas fuera tan positiva, ellas me han dado las gracias por el diseño, por pensar en todas las tallas. Esto me enorgullece, porque la verdad me divertí mucho diseñando y es algo que quiero seguir haciendo.

 

¿Cómo describes esta primera colección?

 

Está inspirada en las mujeres que han marcado mi vida. En mi abuela, quien falleció hace poco, y que marcó de una manera tan increíble mi vida; en mi mamá y en mi hija Alicia.

Al tener una hija recién nacida, y saber que todo lo que ella aprenda será lo que vea en su casa, inmediatamente me conecté con todos esos ejemplos que viví con mi abuela y mi mamá. Gracias al ejemplo que esas mujeres me dieron, yo soy lo que soy.

Por eso decidí no solo con esta colección, sino con una carta que le escribí a Alicia, que ella sepa de dónde viene y conozca los valores que me inculcaron desde niña: la importancia del hogar, del servicio, de ser transparente para poder ser libre. Quisiera que en el tiempo ella lea esta carta, vea la colección y entienda todo el amor que recibí de mi madre y de mi abuela.

 

Cuando viste por primera vez las prendas de la colección, ¿qué sentiste?

 

Cuando las vi pensé que esto es lo que yo quería y lo que quiero seguir haciendo. Tengo muchas ideas en la cabeza y me gustaría seguir desarrollándolas para la mujer colombiana.

 

¿Has pensado en que las próximas colecciones estén basadas en la moda sostenible?

 

Lo más lindo de este proyecto es que es un producto 100% colombiano. Por ejemplo, en esta colección hay más de 8.000 personas vinculadas, y esto transforma la industria de la moda. Creo totalmente en los productos colombianos, en los productos sostenibles y así es como se hace país.

 

Pasando a la faceta que te tiene enamorada, ¿Alicia María es como te la imaginaste?

 

¿Cómo me iba a imaginar que iba a tener una hija pelirroja y de ojos azules, con cara de ángel? Mi imaginación y creatividad no me daban para tanta perfección.

Alicia es generosa en alegría, en risa, es energética, dulce, es divina, saludable. Es un regalo de Dios.

Estos meses como mamá los he amado con locura, aunque son duros. Uno debe tener un balance emocional muy fuerte y un respaldo grande de la familia. Nunca había dormido tan poco, pero nunca había tenido tanta energía en mi vida.

 

¿Cómo has manejado la parte laboral con la crianza de Alicia?

 

Es una logística extremadamente estricta, el minuto a minuto del reinado le queda chiquito.

A Alicia le tocó una mamá trabajadora y eso me hace feliz, y mañana seré el ejemplo de trabajo para ella.

La he dejado muy organizada, y gracias a Dios he contado con el apoyo de mi madre, que aunque no vive en el país viajó en una temporada donde tuve una fuerte visita a medios por distintas ciudades.

Es algo de mucho trabajo tener todo en orden, pero vale la pena.

 

Ahora estás radicada en Cali, ¿qué extrañas de tu tierra, Santa Marta, y de Bogotá?

 

De Santa Marta extraño el mar. Es una cosa horrible estar lejos del mar, es espantoso. También extraño mucho a mi familia y la comida, quisiera sentarme en una mecedora a comerme un bollo limpio fresquito, de la tienda, y sentir la brisa de Santa Marta. De Bogotá extraño a mis amigos.

 

¿Cómo te describes como mamá, esposa y hermana?

 

Soy muy cercana a mis hermanos, y son uno de los regalos más bellos que me ha dado la vida.

Con la campaña de Alejandro a la Alcaldía de Cali he ganado mucha paciencia, porque son bastantes horas de él por fuera. Alejandro sale de la casa a las 5:30 de la mañana y regresa a las 11 de la noche.

Eso me ha hecho una mujer más paciente y creo que me ha hecho una mejor persona.

Como mamá soy muy consentidora, y Alejandro me lo dice (risas). Yo creo que un niño amado no va a tener problemas en el futuro. Lo que necesitamos en este mundo es más amor.

 

¿Qué planes tienes a nivel profesional?

 

Amo mi profesión como actriz y quiero seguir haciéndolo, pero cada cosa tiene su momento. Ahora mi niña me necesita mucho y me tendrá como madre; Alejandro, como esposa, y aquí estoy para mi familia.

 

Tu belleza sigue intacta, ¿cuál es tu rutina para tener ese rostro perfecto?

 

Me he cuidado toda mi vida la piel. Definitivamente los cuidados son preventivos, nunca me ‘achicharré’ en el sol y eso creo que hoy, a mis 30 años, se nota en mi piel.

Para las que no se cuidaron desde los 16 años (risas), les recomiendo usar mucho protector solar y desmaquillarse todas las noches. Recuerden que cada día que nos dormimos con maquillaje, son 7 días de envejecimiento.

 

¿Qué tan hogareña es Taliana?

 

He aprendido a ser casera y ahora balanceo estar en mi casa con las actividades que me hacen feliz.

 

¿Qué tan buena eres para la cocina?

 

Soy pésima en la cocina, que se me quema hasta el agua (risas). El que cocina es mi esposo, es el chef de la casa. Sería una falta que les diera una receta a mi nombre.

 

También te Podría gustar Más del autor

Deja un Comentario

Tu correo electrónico no será publicado.