Lectura en los niños, un aprendizaje para toda la vida

228

Aprender a leer y seguir con este hábito es sin duda una de las piedras angulares para la adquisición de mucho conocimiento. La lectura nos acompañará a lo largo de nuestra vida y nos ayudará a entender este mundo que nos rodea, el cual está en constante cambio.

De ahí lo importante de inculcar la lectura en los niños, desde temprana edad, para que sean adultos exitosos, con buena ortografía, que se expresen con facilidad y con ganas de ser cada día mejores personas y profesionales.

Para tener claro cómo debe ser el proceso de aprendizaje y manejo de este hábito, nos asesoramos con la psicóloga barranquillera Katia Reales Paz, quien respondió varias preguntas para los lectores de la revista ‘Amas’.

 

¿Qué tan importante es fomentar la lectura en los niños?

 

Es de vital importancia fomentar el amor y hábito de la lectura en los niños, ya que trae excelentes beneficios en el futuro, y al hacerlo desde pequeños ayuda a que se familiaricen con el lenguaje de manera más rápida. La lectura no solo estimula el lenguaje, también desarrolla la concentración, la memoria, la imaginación, la agilidad mental, y además contribuye a que los niños expresen con mayor exactitud lo que piensan y sienten.

 

¿Desde qué edad se debe incentivar la lectura en los chicos? 

 

Desde muy pequeños se les debe incentivar la lectura, pero para ello es primordial que observen en sus padres o en los adultos con quienes viven el hábito de leer.

“Recomiendo leer todos los días, puede ser en las noches (excelente hábito antes de acostarse)”, así sea una o varias páginas de su cuento favorito. Es una rutina que se puede comenzar aunque el niño aún no sepa leer, los adultos deben leerle, porque así vamos despertando su curiosidad por la lectura.

También hay libros especializados para bebés, llamados libros sensoriales, que promueven el aprendizaje y el desarrollo de habilidades y destrezas en los pequeños.

Por último, sugiero visitar bibliotecas con los niños, enseñarles que estos sitios también son muy divertidos e interesantes.

 

¿Qué tipo de libros son los recomendados en los primeros años de vida?

 

Se recomienda escoger libros según la edad, pero teniendo en cuenta sus gustos  y aficiones (qué le gusta, emociona, divierte o qué personajes le llaman la atención).

 

Para bebés.Los libros sensoriales que mencionamos anteriormente son ideales para despertar el interés, promover habilidades y destrezas, además que a través de ellos se ejercita la motricidad fina, la coordinación y la curiosidad, aspectos fundamentales para que procesos como la lecto-escritura se den de manera adecuada.

 

Hasta los cuatro años se recomiendan libros en los que predominen las imágenes, lo cual desarrollará la imaginación, y así pueden crear o seguir la historia gracias a los dibujos.

 

De los cuatro a cinco años, libros con letras grandes –pueden ser en mayúsculas y con poco texto en las páginas–, poemas y rimas. También puede predominar la imagen o dibujos llamativos.

 

De cinco a siete años también se recomiendan libros con letras grandes, con dibujos, historias donde sus protagonistas sean niños, que sean cuentos tradicionales.

 

De siete a diez años, cuentos de personajes favoritos, hadas, historias con mucha acción, sorprendentes.

 

De diez a doce años o más, libros de deportes (según las preferencias de la edad), ficción, acción, aventuras y cómics.

 

¿Qué cantidad de libros debe leer el niño en un año?

 

No hay que hablar de una cantidad exacta, hay que tener en cuenta la era en que están creciendo nuestros niños, lo que les interesa, que experimenten placer, compromiso (no obligación) y disfrute. Para todo esto sería interesante que volviéramos a hacer uso de las bibliotecas, fomentar el amor y respeto por estos espacios que están desapareciendo debido a la tecnología.

 

Si al menor no le gusta la lectura, ¿qué se debe hacer?

 

Si al menor no le gusta leer es porque nos equivocamos en la iniciación de este proceso, fallamos en la faceta lúdica y se convirtió la actividad placentera en un miedo a ello. Quizá el pretender que los niños lean por cantidad es uno de los errores más comunes que se comenten.

El amor por la lectura es contagioso, en unas edades más que en otras, si los niños ven a sus padres o familiares cercanos leyendo, pronto querrán imitar ese comportamiento, o se mantiene por el hábito constante.

Para mejorar esta actitud negativa a leer hay que procurar que los hijos te vean leyendo con frecuencia.

Lleva libros nuevos e interesantes para atraer su atención, lean en familia, propicien el espacio para la lectura, y no deben exigirles leer cuando no hay espacios para ello. No nos rindamos diciendo “no le gusta leer”, siempre hay soluciones, no hagas comparaciones, no te desesperes ni los obligues a hacerlo.

 

¿Es importante mantener una comunicación constante entre el colegio y los padres para incentivar la lectura?

 

Sería lo ideal, pero en ocasiones esto técnicamente no se da. Apoyarse en el proceso educativo es fundamental, pero no es la regla para que en el hogar se fomente el hábito.

Cuando se inicia el proceso de lecto-escritura es aconsejable que los padres se apoyen en los docentes para llevar una misma dirección y no cometer errores que a futuro puedan llevar a los niños a sufrir de dislexia, o disgrafía, entre otros trastornos del aprendizaje.

 


PERFIL DEL EXPERTO:

Katia Reales Paz

Psicóloga con énfasis clínico, y pedagoga, egresada de la Universidad Simón Bolívar, de Barranquilla. 

Ha realizado trabajos terapéuticos con niños, jóvenes y adultos, realizadora de talleres para padres y maestros en temas de entrenamiento de la paternidad, disciplina con amor y programas de estimulación, así como experiencia en programas de farmacodependencia.

Su experiencia se ha desarrollado en Barranquilla en clínicas psiquiátricas, y en Medellín, en hospitales locales y cajas de compensación, entre otros. Asimismo, ha realizado material didáctico que permite el desarrollo de habilidades en los niños, considerando importante resaltar y recobrar los juegos con materiales como la madera para fortalecer la psicomotricidad en estos tiempos de alta tecnología.


 

También te Podría gustar Más del autor

Deja un Comentario

Tu correo electrónico no será publicado.