“Nunca es tarde para cumplir los sueños”

Mario Mejía García, de 56 años, contó a revista ‘Amas’ cómo ha logrado financiar la carrera de Derecho gracias al Cupo Aprobado Brilla.

180

Hace 19 años, Mario Enrique Mejía García llegó a Barranquilla para seguir creciendo a nivel personal y laboral. Oriundo de la ciudad de Bogotá, este hombre trabajador y administrador de empresas decidió probar suerte en la Arenosa en compañía de su esposa, con quien lleva 25 años de casado.

“Uno tiene que estar donde le va bien. Ahora trabajo de manera independiente, pero antes laboré en distintas empresas. Gracias a Dios tengo una estabilidad económica y estoy muy feliz cursando una nueva carrera, ya próximo a culminar”, expresó Mario Mejía, quien gracias a Brilla está alcanzando otro logro profesional.

Desde el 2015 este bogotano, pero con corazón costeño, está estudiando Derecho en la Universidad Rafael Núñez, y ha financiado todos sus semestres con el Cupo Aprobado Brilla. “Me enteré de la existencia del Cupo Brilla por medio de la factura que llega a mi casa (Villa Olímpica, en Galapa), supe que otorgaban un crédito para estudio financiado a 6 meses y que el proceso era muy rápido. En ese momento me quedó claro que había llegado la hora de cumplir un sueño más”.

Actualmente Mario Mejía cursa octavo semestre de Derecho, y no ha tenido ningún inconveniente con los pagos. “Gracias a Dios, la Universidad Rafael Núñez tiene convenio con Brilla, y no he tenido ningún problema. De hecho, siempre he recomendado a otros compañeros y conocidos que usen el Cupo Brilla, porque me parece un medio de financiación con muy bajo interés, en comparación a los de un banco u otra entidad”.

 

POR MÁS SUEÑOS

 

Mario escogió la carrera de Derecho debido a que siempre, directa o indirectamente, estuvo vinculado a esta profesión. “La verdad no sé por qué me demoré tanto en decidirme a estudiar Derecho, porque constantemente mi actividad laboral ha tenido que ver con esta rama. Sin embargo, nunca es tarde para alcanzar más logros, para cumplir más sueños. A mediados del próximo año estaré terminando la carrera, no dudaría en utilizar este crédito educativo nuevamente”, recalcó este hombre de 56 años.

“A las personas que aún no se han decidido a usar el Cupo Brilla los animo a que lo hagan, porque es una muy buena opción”. Mario Mejía

También te Podría gustar Más del autor

Deja un Comentario

Tu correo electrónico no será publicado.