Peter Manjarrés El caballero del vallenato y de su familia

168

Un odontólogo, nacido hace 43 años en la bella Valledupar, nunca imaginó que hoy en día iba a ser considerado uno de los mayores exponentes del vallenato y que con su canto uniría corazones y alegraría la vida de niños, jóvenes y adultos.

Se trata de Peter Manjarrés, conocido como el ‘Caballero del Vallenato’, y quien por más de 18 años ha interpretado grandes éxitos musicales, pasión que combina con el amor hacia su familia, compuesta hoy en día por su esposa María Alexandra ‘Tata’ Becerra, sus hijas Valerie, Mariana y María del Carmen (próxima en nacer), y su mamá Imelda Romero Porto.

Este intérprete colombiano, ganador de dos Grammy Latinos, abrió su corazón a la Revista ‘AMAS’, y entre caja, guacharaca y acordeón, nos contó cómo es su rol de papá, esposo e hijo.

 

¿Qué significa para Peter Manjarrés el vallenato?

Para mí el vallenato lo es todo en mi vida.

Es pasión, amor, nací en Valledupar y crecí escuchándolo. Lo que soy hoy en día se lo debo a Dios y a la tierra donde nací. Yo no soy cantante porque lo fabriqué, esto es pasión. Tengo que ser muy honesto, nunca pensé llegar donde estoy hoy en día, y ya son 18 años de carrera haciendo lo que me apasiona.

 

¿Cuando niño pensaste en ser un gran exponente de la música vallenata? 

Sabes que no, pero siempre hice las cosas con amor y pasión, nunca pedí nada a cambio.

Las cosas se fueron dando poco a poco, y creo que me ha ayudado mucho la parte de mi disciplina, soy una persona que se cuida bastante de los escándalos. Además, que sé que muchas personas me ven como un modelo a seguir. Trato de vivir siempre feliz y que la gente se identifique con lo que estoy haciendo.

 

¿Cómo ha sido el recibimiento del público a tu reciente álbum musical?

El público vallenato, vallenato lo ha acogido muy bien. Los amantes a este género me pedían un álbum como este, que no me olvidara de nuestras raíces. Cuando alguien habla de Peter Manjarrés quiere decir vallenato, y yo soy agradecido con eso. Este folclor me ha dado mucho: un nombre, alegrías, premios, el cariño de la gente.

 

¿Pronto tendremos otro CD de clásicos vallenatos?

Yo hice uno hace poco, pero lamentablemente cuando lo saqué me separé de Sergio Luis Rodríguez. Hacer CD de clásicos no es nada fácil, lo he hecho cada 8 años. Algún día volveré a hacerlo, pero por ahora no, en estos momentos estamos pensando en el CD que saldrá a final de año, que viene con muchas sorpresas.

 

¿Cómo ha sido el apoyo de tu familia en todo este proceso como cantante?

A una de las personas que le debo lo que soy hoy en día y armar tanto el vallenato es a mi mamá. Ella siempre me inculcó que tenía que ser alguien en la vida, un profesional, pero también me inculcó el amor hacia la música vallenata. Cuando niño a Peter Manjarrés no le regalaban carritos o bicicleta, sino caja, guacharaca, guitarra y acordeón, y mi mamá lo hacía desinteresadamente. Así se dieron las cosas naturalmente, gracias a Dios.

 

¿Para ti qué significado tiene la palabra Familia?

Un sueño hecho realidad. Ahora mismo mi familia es lo que siempre soñé. Muchas personas pensaron que nunca me iba a casar (risas), mis amigos me la montaban, hasta hubo un momento que me desesperé. Pero un día un amigo me dijo que le pidiera esa gran mujer a Dios, lo hice y me mandó a Tata, que es una persona que me comprende, de mi propia cultura, y soy feliz.

 

¿Cuál es el plan familiar que más disfrutas?

Estar en mi casa. Mi esposa y mi hija Mariana también disfrutan estar en casa, nos gusta ver televisión, cocinar, estar con los amigos. Mi casa tiene las puertas abiertas, me siento en mi zona de confort. Pero si no estamos en casa disfrutamos viajar.

 

¿Cómo te defines como papá, esposo e hijo?

Eso que lo diga mi familia. Pero soy muy responsable, consentidor, detallista. Amo mucho a mis hijas, a mi esposa, a mi madre y a mi abuelita que ya falleció, quien fue como mi segunda mamá.  Siempre estoy pendiente de ellas, aunque tengo un defecto, no llamo mucho, pero soy muy especial. También soy muy recto en mis cosas, no me gustan las mentiras.

 

“El rincón de mi casa que más me gusta es mi habitación”

“Mi hija Mariana cada vez que me ve dormido me despierta con un beso”

“Si Dios me diera la oportunidad de nacer de nuevo, quisiera que fuera otra vez en Valledupar”.

 

Vas a ser papá por tercera vez, ¿Cuál crees que es la mayor enseñanza que le puedes dar a tus hijas?

Sabes algo, cuando soñaba con mi familia solo me pintaba con dos hijos, y ahora que voy a tener otro hijo no me lo creo (risas). Hablando con mi esposa, sabemos que uno tiene que sembrar muy bien para recoger, por eso a los hijos hay que formarlos con una buena crianza, enseñarles el respeto. Tener hijos es una gran responsabilidad, ya los tiempos no son los de antes, ahora quieren muchas cosas, por eso hay que cantar bastante (risas).

 

¿Qué tan bueno es Peter para la cocina?

A mí me gusta cocinar, lo malo es que cuando lo hago parezco un terremoto, soy desorganizado en la cocina. Me encanta la comida árabe, así que me quedan muy buenos los shawarma. El éxito del shawarma está en la salsa de ajo, mi especialidad es el de pollo, con bastantes verduras, con un pan bien delgado.

 

También te Podría gustar Más del autor

Deja un Comentario

Tu correo electrónico no será publicado.